El mito del diablo en la carretera

terrorSegún cuenta el mito, se dice que cierto día un hombre anciano iba manejando su carreta por una carretera larga y oscura cuando de pronto el anciano no podía caminar y se agotaba con cada paso que daba, entonces este no aguanto mas y se desplomo en el suelo y susurrando decía “tengo que llegar… tengo… que… lle… gar…” el anciano se desmayó y en sus pensamientos vio a una pequeño hombrecito rojo que brillaba como las llamas y tenía unos cuernos enormes que salían de su cabeza y una patas de gallo con unas garras muy filudas.
El anciano no sabía lo que pasaba pero aquel hombrecito le dijo que escucho lo que más deseaba, y este le pregunta “¿Qué es exactamente lo que quieres?”. El anciano tirado en el suelo le respondió contándole la historia de sus tres hijitos que pasaban por mucha hambre y que tenía que ir y entregarles estos peces que había pescado con mucho esfuerzo pero debido al cansancio se cayó desmayado al suelo y sus hijos esperan por su regreso, entonces aquel hombrecito rojo le vuelve a preguntar “¿Qué es exactamente lo que quieres?”.
Y el hombre le dijo: “¡Quiero ponerme de pie y darles estos alimentos a mis preciados hijos!”. El hombrecito rojo acepto la propuesta pero le pidió una condición… que después le devoraría el alma y tomaría posesión de su cuerpo. El anciano acepto pero le dijo al hombrecito rojo que no le falte nada a sus hijos cuando eso ocurra. El hombrecito rojo acepto los términos del anciano, entonces cuando llegaron a su casa este le dio los peces a su familia y todos sus hijos comieron mucho.
Aquel hombrecito toma posesión de su cuerpo pero por sorpresa no devora su alma, entonces aquel hombrecito manejaba el cuerpo del anciano pero aún quedaba su conciencia intacta.