Mito de aracne

Algunos dicen que Aracne compitió contra Hera, otros dicen que lo hizo contra Atena, pero el mito de Aracne nos cuenta como una joven soberbia fue convertida en araña por desafiar y en definitiva menospreciar a una Diosa, a la cual debería adorar en vez de intentar ser mejor. Ella hacia tejidos y realmente eran muy bello, perfectos podrían decir las personas, no había detalle malo en lo que tejía, el tema es que al competir con la Diosa, ésta le deja a su tejido un brillo muy poderoso que no tiene ser humano en la tierra, entonces no había forma de que los tejidos de Aracne sean mejores, ni siquiera de que se parezcan, ya que un Dios nunca estará al nivel de un mortal, mucho menos de uno soberbio.