Mito de el cerro de la cruz

Cuenta el mito del cerro de la cruz de un pueblo que tuvo mucho miedo durante un tiempo considerable, todos los días debían encerrarse en sus casa cuando el sol se comenzaba a esconder porque de lo contrarioMito de el cerro de la cruz se cruzarían con el Diablo que estaba merodeando la zona, lo que sucedió es que aparecía sobre los cultivos de las personas e iba cabalgando como un jinete negro con mucha maldad hasta llegar a la cima del cerro donde luego se quedaba allí hasta que desaparecía, pero nada era normal, en su andar dejaba todo prendido fuego con humo y olor a azufre, una noche se animaron a mirar por la hendija de la puerta y descubrieron que sus miedos eran infundados porque se trataba del mismo Diablo que terminaba con todos los cultivos que ellos hacían a lo largo del año y pasaba cada noche, entonces a las personas no les quedó más remedio que recurrir al cura del pueblo.

Yendo en la compañía del cura es que le contaron lo que sucedía y se encargó del asuntó, hizo unos brebajes y comenzó a orar sin parar durante todo el día, hicieron canticos y con ayuda del pueblo subieron una cruz de madera enorme hasta la cima del cerro en el lugar donde desaparecía el jinete, allí mismo es que se la bendijo y le roció agua bendita, entonces el jinete esa noche hizo el recorrido de todos los días, pero algo fue diferente, cunado llegó a la coma del cerro y vio la cruz dio un alarido que lo escuchó todo el pueblo y tuvo que salir corriendo hacia otro lado, no se volvió a ver al Diablo por allí.