Mito de la muñeca de porcelana

Isabel siempre podía tener todos los juguetes que quisiera porque sus padres la consentían mucho, entonces una tarde pasó por una tienda de antigüedades y quiso a una muñeca, era tan bella que no podía parar de pensar en ella, sería la más linda de la colección, le faltaba un brazo, aun así era perfecta a sus ojos, la madre le dijo que le hiciera acordar el día siguiente e irían a comprarla para que sea feliz.Mito de la muñeca de porcelana

Llegando a la casa la niña no pudo dormir de ninguna manera porque estaba pensando en la muñeca, tanto así que a la mañana cuando se levantó tenía tanto sueño que ya no quiso saber nada de comprarla, incluso no le hizo recordar a su madre que vallan de compras, pensó que sería mejor no tenerla.

Esa misma noche a la hora de dormir, Isabel se fue al piso de arriba, se acostó en su cama y junto a ella su madre se quedó, antes de poder dormir escuchó una voz muy finita que decía -1, 2, 3 escalones.

Le avisó rápidamente a la madre y ella le dijo que se durmiera que no era nada, luego se fue de la habitación, de inmediato escuchó 4, 5, 6 escalones, pasó el tiempo y ella estaba con un miedo tremendo, pero pensó que era su imaginación hasta que escuchó 7, 8, 9, 10 escalones y ya estoy en el pasillo.

La mañana siguiente la madre se levantó muy temprano y su hija todavía dormía, lo que era normal porque se había acostado tarde, entonces preparó el desayuno y subió a despertarla, pero lo que vio la horrorizo para toda la vida, estaba la niña ahogada en su misma san… luego lo siguiente era que la muñeca de la tienda de antigüedades mirándola y con su brazo en reemplazo.