Mito de perseo

El mito de Perseo nos cuenta sobre un héroe Griego hijo de Danae y nieto de Acrisio rey de Argos. El rey había recibido una profecía en la que le anticipaban que su nieto le quitaria la vida, por eso éste hizo encarcelar a su hija para que se mantuviera virgen y así poder cambiar su futuro, pero el dios olímpico Zeus, a quien nada lo detiene, logró entrar en la celda de la princesa convertido en una lluvia de oro, con el tiempo y luego de este encuentro Danae dio a luz a Perseo, enterado de esto el rey condenó a su hija y su nieto a ser lanzados al mar en una caja de madera. El destino estuvo del lado de ellos, puesto que sobrevivieron a la travesía y llegaron a la isla de Sérifos y allí el rey Polidectes los acogió como huéspedes. Pasado el tiempo, Perseo fue enviado a una terrible misión que consistía en matar a la temible medusa, aventura de la cual salió victorioso al cortarle la cabeza a la Gorgona. Cuando regresaba a Sérifos, el héroe fue desviado hacia la ciudad de Larisa para participar de los juegos en honor a los funerales del rey de dicha ciudad, en la competencia, Perseo arrojo un disco con mucha fuerza pero en un tiro muy desviado que terminó impactando en la cabeza de un espectador, hiriéndolo de muerte, dio la casualidad que dicho espectador era nada más y nada menos que Acrisio, Rey de Argos, abuelo del héroe, el cual desconocía totalmente la presencia de su nieto en los juegos. De este modo la profecía termino cumpliéndose de todos modos.