Mitos cortos de animales

Mitos cortos de animalesEl mito del basilisco es tan antiguo que se desconoce su verdadero origen. La historia nos cuenta que cuando una gallina pone huevos muy pequeños, éstos deben ser inmediatamente rotos y quemados para evitar que de ellos surja el basilisco, el cual es un engendro con forma de serpiente, que por lo general se dirige a la casa más próxima, luego se esconde en su interior y se ocupa de ir mat. a cada uno de sus habitantes con la mirada. Para combatir al basilisco lo único que se puede hacer es llenar la casa de espejos, puesto que el basilisco muere si se ve a sí mismo.