Mitos de animales

Un mito que muchos conocen es que los camellos guardan agua en sus jorobas, pero la realidad es que no es ahí donde la guardan.

Durante mucho tiempo las personas se sorprendían al ver como los camellos pueden soportar por mucho tiempo las condiciones de los desiertos, esto muchas personas se lo atribuían a sus jorobas, las cuales decían que eran capaces de almacenar agua, por esta razón supuestamente lograban soportar el desierto.
La verdad es que los camellos utilizan sus jorobas para guardar grasa, la cual utilizan para fuente de energía. El agua que almacenan en su cuerpo lo hacen en la sangre. Pueden consumir hasta 100 litros de agua en tan solo algunos minutos, después de esto su estómago absorbe el agua y es llevaba por la sangre por todo el cuerpo, esencialmente almacenándola. Sus glóbulos rojos pueden llegar a crecer hasta 240% más cuando esto sucede.