Mitos de vampiros

En tiempos donde los circos de freaks estaban de moda fue que llegó una contienda con espectáculo que venía viajando con sus criaturas extrañas desde Cárpatos, se dice que allí habitaría el más grande entre los vampiros, Mitos de vampirosasí fue que llegó Belek al barrio de Flores, él era un enano que como todos los demás tenía su propio acto con el circo, pero esto no habría durado durante mucho tiempo una vez llegado a Buenos Aires.

En un momento sucedió que se avivó el dueño del circo en encontrar dentro de su habitación a nada menos que el enano Belek succionando la sangre de un simio que era parte de su espectáculo, entonces llamó rápidamente sin alarmar al culpable a dos testigos para que lo vieran con sus propios ojos y entendieran entonces la urgencia de sacarlo de allí porque no servía tener algo así viajando con todos ellos, estaban en peligro, llegó la mujer barbuda como también se hizo presente el hombre bala, ambos vieron la aberración y entones entre todos lo dejaron solo en Flores.

Belek se alojó en muy poco tiempo dentro de una casa que se encontraba abandonada, pero su visita en el barrio no pasó desapercibida porque de pronto comenzaron a morir todos los gatos que habitaban el barrio, siendo que eran muchos en ese entonces, cada casa contaba con un manto de ajo cubriéndola para poder alejar a la temible bestia que los atormentaba, por un tiempo no se supo nada más de este vampiro pero sin embargo se sabe que el mismo sigue dando vueltas por la zona.